Una aventura conversacional impecable

 
Sorprende a veces encontrarse con un fenómeno tan inesperado como la resurrección de la programación en Amstrad CPC. Gente recuperando técnicas y programadores actuales descubriendo (y disfrutando) el reto de programar para los trastazos de mi época. Pues, oh programador moderno, picar código en BASIC obliga a una obsesión constante por el ahorro de memoria en sus escasísimos 64K de RAM (128 en los posteriores 6128, un universo nuevo en aquella época). 64K para albergar código, gráficos y música (lo cual muchas veces no era posible: el motivo de que muchos juegos de Amstrad no incluyera audio era simplemente que se había acabado el espacio).

Y sorprende afortunadamente cada vez menos ver trabajos tan buenos como el de los chicos de Doomsday Productions: una aventura conversacional como las de antes, pero aprovechando la capacidad técnica de un CPC que no lo dio todo en la generación que le tocó vivir.
 

DDLE intro4

¡Una nave espacial! Has captado toda mi atención…

 
El juego está disponible para descarga gratuita en su web, para disco en 128K o emulador. Viene (acertadamente en mi opinión) en riguroso inglés (si quieres dedicarte a los videojuegos sin saber inglés, malo). Una de las primeras cosas que me llamó la atención fue el manual. Bonito y cargado de detalles, nos retrotrae a la época en la que había que leérselo OBLIGATORIAMENTE antes de jugar. Detalle que felizmente también observo en el soberbio y retorcidísimo “La-Mulana” (prueba a jugarlo a palo seco sin leerte el manual, no fue hasta que me dio por consultarlo cuando vi la luz).
 
DDLE intro

“Mi nombre es Mike, y te puedo hacer pupa…”

 
Programado por Alberto Riera (con Professional Adventure Writing System, o PAWS, un motor para la creación de aventuras conversacionales en ordenadores de 8 bits), nos encontramos con una muy sólida aventura que atrapa desde la intro, y cuyos textos (corrección y traducción a cargo de Themistocles Papassilek) narran la historia de Mike: un desertor y buscavidas que recibe el encargo de investigar la desaparición de un trabajador en la estación espacial Regus. A partir de ahí se desencadenan los acontecimientos que nos llevarán hasta a 3 finales distintos, según las decisiones que hayamos tomado durante el camino. Una gran ambientación además brillantemente llevada de la mano por los más de 60 pantallazos del, a partir de ahora, SEÑOR Daniel Castaño. Es una alegría comprobar que los gráficos tienen muchísima importancia aquí; ya que muchas pistas, además de algún que otro huevo de pascua (¡BB-8!), las obtendremos examinando cuidadosamente la pantalla. Y qué pantallas, Daniel, tributos pixelados al ci-fi más tradicional: con elementos que te recordarán clasicazos como Atmósfera Cero, Alien o Cowboy Bebop (la soledad inicial cuando llegas a Regus, esa sensación de “¿qué demonios ha pasado aquí?”). Y es que sus propios creadores reconocen influencias de “Metroid” o “Dead Space”.
 
DDLE bocetos

Currazo

 
En definitiva, un señor currazo que ha costado casi un año de trabajo y que estas amables gentes ponen a nuestra disposición para nuestro gozo y disfrute. Tanto si te gustan las aventuras conversacionales o no merece la pena echar un vistazo a “Doomsday: Lost Echoes”, y comprobar de lo que es capaz un Amstrad con los recursos de los que se dispone hoy en día.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies